Impide Vampirestat

domingo, 12 de febrero de 2017

La sorprendente verdadera razón del odio hacia Donald Trump


Por Steve Jalsevak

Tomado de: https://www.lifesitenews.com/blogs/the-main-reason-for-the-hate-against-donald-trump
Traducido del inglés por Roberto Hope

3 de febrero, 2017 (LifeSiteNews) – Olvídense de la mayor parte de las quejas y acusaciones contra Donald Trump que han estado oyendo en estos días. Se está conduciendo una guerra sucia, creciente y violenta contra la administración de Trump y contra los conservadores en general. La mayor parte de esa guerra está siendo orquestada y sufragada por elites masivamente financiadas, de un movimiento general – ese movimiento agresivamente secular, libre de fronteras, despoblador, propulsor de un Nuevo Orden y un gobierno mundial, que lleva ya varias décadas de existir.

Les recomiendo mucho ver el video producido por Remnant TV en: https://youtu.be/X_xN0u2d7AI . Presenta un contexto crucial. Yo creo, basado en todo lo que he visto, leído y experimentado durante los últimos 40 años o más, que el video va al punto. Ninguna otra cosa puede explicar el griterío masivo dentro de los Estados Unidos e internacional, y las violentas demostraciones “espontáneas” inducidas, que han estado teniendo lugar en muchas ciudades y países.

Todos, en los diversos elementos de este movimiento por un Nuevo Orden Mundial, esperaban confiadamente que la elección de Hillary Clinton llevara a la implementación de las etapas finales de sus planes. Bajo el gobierno de Barack Obama y con la poderosa influencia de la Unión Europea, de la ONU y de otras elites, todo había estado avanzando hacia el objetivo de alcanzar los poderes que han buscado desde hace mucho tiempo. Estaban preparados para, con ese poder, tomar el control total de las economías de todas las naciones, eliminar las soberanías nacionales e imponer cambios sociales dramáticos y medidas extremas de despoblación en todo el mundo.

La elección de Donald Trump y de una mayoría Republicana en el Senado, en el Congreso, en las gubernaturas y en otros puestos han dejado tambaleando a los propulsores del Nuevo Orden Mundial. Para ellos ha sido como un gigantesco terremoto, que ha puesto sus perversos planes de cabeza. Están enfurecidos e histéricos de que sus expectativas de un logro final, vertiginoso del poder total del hombre como dios haya sido hecho añicos. Esa es su meta final – reemplazar a Dios con el hombre – el gran pecado de orgullo de Adán.

Estos son los principales elementos, estrechamente interconectados, del Nuevo Orden Mundial:

  • Las ahora totalmente corruptas y cooptadas Naciones Unidas y Unión Europea, Vea a Nigel Farage en https://www.youtube.com/watch?v=9CGITp0ItAk atacar al parlamento de la Unión Europea por sus críticas a las políticas de Trump (comienza en el minuto 1)
  • International Planned Parenthood y otras organizaciones que promueven la contra-concepción y el aborto.
  • Todas las organizaciones que promueven el control poblacional.
  • El archi-billonario George Soros y numerosas organizaciones radicales de agitación social que él ha fondeado con cientos de millones de dólares. Soros es uno de los principales conductores del perverso movimiento que propulsa un Nuevo Orden Mundial.
  • Los dirigentes del movimiento que exige a los gobiernos tomar medidas contra el calentamiento global/cambio climático, quienes, entre otras cosas, intentan destruir el capitalismo y despoblar al mundo, y tienen una disposición hacia el ocultismo panteísta  Lea también acerca de Agenda 21.
  • La mayor parte de la gran prensa de Occidente, que está controlada por las elites del Nuevo Orden Mundial. Estos controladores de la información que regurgitan desvergonzada propaganda y mentiras, que demasiados ciudadanos malinformados se engullen.
  • Los movimientos radicales feministas y lesbiano-sodomitas militantes, que tratan de imponer su perspectiva sexual en todas las naciones a través de las Naciones Unidas y por otros medios. Estos movimientos son esenciales para el Nuevo Orden Mundial, porque la destrucción del matrimonio tradicional, de la vida familiar y de la moral sexual tradicional, resulta en reducciones dramáticas de nacimientos. Dañar a la familia también daña la lealtad de unos miembros de la familia hacia los otros, hacia su fe y hacia su comunidad, lo cual entonces facilita el control por un gobierno mundial central – todos ellos fueron objetivos bien documentados de los regímenes totalitarios del pasado. La mayor parte de los llamados LGBT (término recientemente inventado para designar a los desviados sexuales) seguramente no están conscientes de que están siendo utilizados para este fin.
  • Grupos marxistas, anarquistas y otros violentos radicales sociales, usualmente financiados por George Soros.
  • Instituciones públicas educacionales americanas, especialmente debido a la influencia de los opulentos sindicatos de profesores, de extrema izquierda, que han sido sometidos y cooptados a hacer propaganda todos los días entre los estudiantes, de su perspectiva ideológica anti-americana y anti cristiana. En los años recientes los estudiantes han estado sometidos a un fuerte y continuo adoctrinamiento parcial sobre la ideología del cambio climático, que exige cambios masivos en la sociedad.
  • La Masonería, prohibida a los católicos so pena de excomunión automática (y también a otros cristianos ortodoxos), y otras sociedades similares de las elites anti-cristianas, que todavía siguen ejerciendo una influencia sustancial en el mundo.
  • De lo más asombroso, el propio Vaticano parece sumado al corro, pues el Papa Francisco, los obispos alemanes y otros que los rodean, han establecido relaciones cercanas con muchos de los principales propulsores del Nuevo Orden Mundial, invitándolos al Vaticano a dar conferencias y asesoría (a pesar de duras declaraciones de Francisco contra el aborto, el “matrimonio” homosexual, y a favor de las familias numerosas, etc.) Esto ha sido un cambio radical con respecto a todos los papas anteriores. Algunos reportes afirman que George Soros favoreció a Bergoglio durante el cónclave que lo eligió papa. Por primera vez desde siempre, el movimiento propulsor del Nuevo Orden Mundial ha ganado un respaldo público poderoso para muchos de sus programas, de nada menos que la cabeza de la Iglesia Católica Romana, quien ha insistido agresivamente que el cambio climático, las fronteras abiertas, el anti-capitalismo y más, son ahora cuestiones de obligación moral para una nueva, mundana Iglesia Católica.  También parece ser que algunos en el Vaticano pudieran estar preparando el terreno para plantear un caso moral y religioso en favor del control poblacional, del uso de anticonceptivos, de las familias pequeñas y de la aceptación de la homosexualidad, independientemente de muchas declaraciones de Francisco en contrario. Muchas señales apuntan a esto. Puede verse alguna de la evidencia de esto en los siguientes enlaces:
https://www.lifesitenews.com/opinion/population-bomb-author-not-the-only-controversial-presenter-lined-up-to-spe
https://www.lifesitenews.com/news/the-church-is-not-against-birth-control-at-all-cardinal-walter-kasper
https://www.lifesitenews.com/blogs/pope-francis-misrepresents-the-catechism-on-homosexuality
https://www.lifesitenews.com/news/francis-praises-prominent-humanae-vitae-dissenter-for-his-radical-new-moral
https://www.lifesitenews.com/news/catholic-bishop-hits-vatican-over-conference-trying-to-make-children-agents


  • Muchos de los multi-billonarios y muchas de las más grandes compañías, que han sido seducidas a participar en el movimiento; por ejemplo, Bill Gates, Apple, Michael Bloomberg, Warren Buffet, Mark Zuckerberg y más.
  • El islamismo militante – Angela Merkel, otros dirigentes de la Unión Europea, George Soros y otros propulsores “progresistas” del Nuevo Orden Mundial, aun dentro de la Iglesia Católica, han estado utilizando un influjo masivo y planeado de islamitas agresivos (muchos musulmanes no son islamitas pero demasiados si lo son) a Occidente para forzar el establecimiento del gobierno central, sin fronteras, del Nuevo Orden Mundial. Los islamitas están también facilitando la destrucción final de la civilización cristiana dondequiera que han estado invadiendo naciones que habían sido católicas. El Canadá, bajo el gobierno del partidario de fronteras abiertas, Justin Trudeau, está acelerando este movimiento en su país. Ejemplo de esto es un discurso cargado de odio, dado por un islamita marxista, en una concentración anti-Trump de Black Lives Matter, el 4 de febrero en Toronto. Syed Hussan llamando a la destrucción revolucionaria de la sociedad canadiense, sembrando el terror y eliminando las fronteras. Pienso que muchos islamitas en Europa, el Canadá y los Estados Unidos ya están, o pronto estarán, llamando a lo mismo. Los partidarios de un gobierno mundial están jugando un juego muy peligroso, dado que el Islam militante tiene su propio deseo, históricamente consistente, de subyugar al mundo y forzar el islam y la ley Sharia en todas las naciones. Envalentonando, financiando, y promoviendo la aceptación de su religión ideológica y política, que es muy diferente a todas las demás, ha estado propiciando un resurgimiento de los inmemoriales esfuerzos islámicos de conquistar el mundo.
¿Pueden Trump y su gabinete resistir este ataque continuo, casi satánico? Muchos rezaron por él durante su elección y sorprendentemente logró prevalecer. Está claro que, a pesar de las faltas personales del presidente, está haciendo muchas cosas buenas. No sería odiado tan intensamente por toda esta gente si no las hiciera.

Se necesitan todavía más oraciones para proteger, guiar e inspirar a Trump y a su administración, para que mantengan el rumbo y sirvan la voluntad de Dios: Se necesitan oraciones para su continua conversión – especialmente sobre las cuestiones de los llamados “derechos” de los homosexuales y transgénero.

Hay también gran necesidad de orar por la seguridad física del presidente y de su equipo de mando.

La elección de Donald Trump ha causado que la guerra que por décadas se ha estado llevando contra lo que queda de la civilización cristiana, de pronto se muestre como la sucia y perversa guerra que ha sido todo el tiempo. Hasta ahora, la guerra ha sido en un solo sentido, siendo los progresistas propulsores de un gobierno mundial generalmente los únicos que han estado luchando, mientras que los relativamente pasivos cristianos y sus aliados no cristianos han opuesto una ingenua, tímida y desorganizada resistencia.

Típico de los alborotadores anarquistas enmascarados que protestan por la elección de Trump, hubo uno que citó al desaparecido Malcolm X, padre fundador del movimiento terrorista negro islámico, para justificar los actos de la turba violenta en Washington.

La elección de Donald Trump de pronto ha sacado a luz todo lo que había estado preparándose. Ha forzado un clímax necesario en esta guerra de culturas en todo el mundo.

Esto está bien. Pero “los buenos” deben ahora responder para, al fin, comenzar en serio una guerra defensiva para derrotar completamente a los propulsores de un gobierno mundial único. Es hora de despertar a la realidad de nuestras responsabilidades individuales y colectivas en este conflicto internacional entre el bien y el mal.

No se puede exagerar la gravedad de la situación.

Tengan presente que en 1976 (que indica cuánto tiempo ya lleva esto) el entonces Cardenal Karol Wojtyla, luego hecho papa Juan Pablo II, advirtió lo siguiente:

“Estamos frente a la mayor confrontación histórica que la humanidad jamás haya experimentado. No creo que el amplio círculo de la sociedad americana, o el amplio círculo de la comunidad cristiana se den completa cuenta de esto. Estamos ante la confrontación final entre la Iglesia y la anti-iglesia, entre el evangelio y el anti-evangelio, entre Cristo y el Anticristo.”

Donald Trump no fue quien inició el conflicto. Ël simplemente lo ha traído a la luz para que nosotros respondamos.

jueves, 26 de enero de 2017

¿Alianza del Vaticano con los Demócratas?

Personalidades católicas piden a la administración de Trump que investigue


Carta abierta al Presidente Trump (20 de enero de 2017)

e
Tomado de: http://remnantnewspaper.com/web/index.php/articles/item/3001-did-vatican-attempt-to-influence-u-s-election-catholics-ask-trump-administration-to-investigate
Traducido del inglés por Roberto Hope

"América es grande porque es buena. Cuando América deje de ser buena, dejará de ser grande” 
Alexis de Tocqueville


Estimado Presidente Trump:

Su lema de campaña “Hacer América grande de nuevo” resonó en millones de americanos comunes, y la tenacidad de Usted para dar marcha atrás a muchas de las más dañinas tendencias recientes, ha sido de lo más inspirador, Esperamos ser testigos de una continua reversión de las tendencias colectivistas de las décadas recientes.

Dar reversa a las tendencias colectivistas recientes va, por necesidad, a requerir de dar marcha atrás a muchas de las acciones tomadas por la anterior administración. Entre esas acciones, creemos que hay una que sigue envuelta en un velo de secreto. Específicamente, tenemos razones para creer que el “cambio de régimen” en el Vaticano fue maquinado por la administración de Obama.

Nos causó alarma descubrir que, durante el tercer año del primer período de la administración de Obama, la anterior opositora de Usted, la Secretaria de Estado Hillary Clinton y otros funcionarios gubernamentales con quienes ella se vinculaba, propusieron una “revolución” católica en la cual se llevaría a efecto la desaparición final de lo que quedaba de la Iglesia Católica en América [1]. 

Aproximadamente un año después de este coloquio por correo electrónico, que nunca se tuvo la intención de hacer público, nos encontramos con que el Papa Benedicto XVI abdicó en circunstancias inusitadas y fue reemplazado por un papa cuya misión aparente es proporcionar un componente radical a la agenda ideológica de la izquierda internacional.[2] El pontificado del Papa Francisco ha puesto en duda su propia legitimidad en un sinnúmero de ocasiones.[3]

Durante la campaña presidencial de 2016, quedamos pasmados de ver al Papa Francisco haciendo una activa campaña en contra de las propuestas de Usted concernientes a hacer seguras nuestras fronteras, llegando hasta el extremo de insinuar que usted no es cristiano [4]. Nosotros comprendemos su pronta y puntual respuesta a esta deshonrosa acusación [5]

Nos tiene desconcertados el comportamiento de este papa tan ideológicamente cargado, cuya misión parece ser la de promover las agendas seculares de la izquierda en vez de guiar a la Iglesia Católica en su misión sagrada. Simplemente no es papel apropiado para un papa el inmiscuirse en política al extremo de que se le considere el paladín de la izquierda internacional.

Tanto cuanto comulgamos con su objetivo declarado para América, creemos que el camino a la grandeza está en que América nuevamente se vuelva “buena”, para parafrasear a de Tocqueville. Comprendemos que no se le puede forzar el buen carácter a un pueblo, pero la oportunidad de vivir nuestras vidas como buenos católicos se ha estado haciendo cada vez más difícil por algo que parece ser una colusión entre un gobierno hostil de los Estados Unidos y un papa que parece tenerles tan mala voluntad a quienes siguen las enseñanzas perennes de la Iglesia como parece tenerle a usted.

Con todo esto en mente, y deseando lo mejor para nuestro país así como para los católicos de todo el mundo, creemos que es responsabilidad de los católicos leales e informados de los Estados Unidos el pedirle a usted que autorice una investigación de las siguientes cuestiones:
  • ¿Para qué fin estuvo la Agencia Nacional de Seguridad monitoreando el cónclave que eligió al Papa Francisco?  [6]
  • ¿Qué otras operaciones encubiertas fueron llevadas a cabo por operativos del Gobierno de los Estados Unidos con relación a la renuncia del Papa Benedicto o al cónclave que eligió al Papa Francisco?
  • ¿Operativos del gobierno de Estados Unidos hicieron contacto con la “Mafia del Cardenal Daneels”?  [7]
  • Se suspendieron las operaciones monetarias con el Vaticano durante los últimos días anteriores a la renuncia del Papa Benedicto. ¿Estuvieron agencias gubernamentales de los Estados Unidos involucradas en esto? [8]
  • ¿Por qué se reanudaron las operaciones monetarias internacionales con el Vaticano el 12 de febrero de 2013, día siguiente a la fecha en que Benedicto anunció su renuncia? ¿Fue eso una mera coincidencia?  [9]
  • ¿Qué acciones, de haberlas habido, fueron llevadas a cabo por John Podesta, Hillary Clinton y otras personas vinculadas con la administración de Obama, en el coloquio que propuso fomentar una “primavera católica”?
  • ¿Cuál fue el propósito y la naturaleza de la reunión secreta que hubo entre el Vicepresidente Joseph Biden y el Papa Benedicto XVI en el Vaticano el o alrededor del 3 de junio de 2013?
  • ¿Qué papeles jugaron George Soros y otros financieros internacionales que pudieran estar residiendo ahora en territorio de los Estados Unidos? [10]

Consideramos que la mera existencia de estas cuestiones no contestadas proporciona evidencia suficiente para ameritar esta solicitud de investigación:

De suceder que una investigación así, revelare que el gobierno de los Estados Unidos interfirió indebidamente en los asuntos de la Iglesia Católica, solicitamos además que los resultados se hagan públicos para que los católicos puedan pedir las acciones apropiadas a aquellos elementos de nuestra jerarquía que permanecen leales a las enseñanzas de la Iglesia Católica.

Comprenda, por favor, que no estamos solicitando una investigación de la Iglesia Católica: simplemente estamos pidiendo una investigación de actividades recientes del gobierno de los Estados Unidos, del cual es Usted el primer mandatario.

Gracias nuevamente y le damos la seguridad de nuestras más sinceras oraciones.

Respetuosamente

David L. Sonnier, teniente coronel del ejército de EU (retirado)
Michael J. Matt, Editor de The Remnant
Christopher A. Ferrara (Presidente de The American Catholic Lawyers Association, Inc.)
Chris Jackson, Catholics4Trump.com 
Elizabeth Yore, Esq., fundadora de YoreChildren

1.   https://wikileaks.org/podesta-emails/emailid/6293
2.   http://www.wsj.com/articles/how-pope-francis-became-the-leader-of-the-global-left-1482431940
3.   http://remnantnewspaper.com/web/index.php/articles/item/2198-the-year-of-mercy-begins
4.   http://www.cnn.com/2016/02/18/politics/pope-francis-trump-christian-wall/
5.   https://www.donaldjtrump.com/press-releases/donald-j.-trump-response-to-the-pope
6.   http://theeye-witness.blogspot.com/2013/10/a-compromised-conclave.html
7.   http://www.ncregister.com/blog/edward-pentin/cardinal-danneels-part-of-mafia-club-opposed-to-benedict-xvi
8.   http://www.maurizioblondet.it/ratzinger-non-pote-ne-vendere-ne-comprare/
9.   https://akacatholic.com/money-sex-and-modernism/
10. http://sorosfiles.com/soros/2013/03/soros-funded-catholic-groups-behind-african-socialist-as-next-pope.html

domingo, 8 de enero de 2017

The Religion of the Anti-Christ


by Father Leonardo Castellani

From "Las Canciones de Militis" (written at the time of the Second World War)

Translated from the Spanish by Roberto Hope

The gradual disappearance of the sense of the sacred is one of the worst symptoms of the decadence of the modern world, in which, parallel with this decadence, grows the opposite sentiment of cruelty, which Belloc posits as one of the notes of that “ultimate heresy” which prepares itself to undertake the general assault against the Church, a heresy which has no name yet, because it has outgrown that of ”modernism”, heresy which is the most fearsome falsification of religion which has ever existed, and which, without doubt, will be the religion of the Anti-Christ. Just as the world did not react effectively against the killings in Russia, the killings in Mexico and the killings in Spain, it cannot be expected that the so-called ”public opinion”, perfectly controlled under the anesthesia mechanisms of the prostituted mainstream press, react effectively against the destruction of the center of Catholic unity, in spite of the isolated protests of some bishops, and of the damnation by the Pope, Because a damnation is contained in his allocution of March 12: the bombardment of Rome is “abominable to the eyes of God.”

Rome is the center of Catholic unity and it is like the cipher of the four notes of the visible Church. The other nuclei of the Church's unity, the bishops of all the world, are therefore, the ones who should protect the Bishop of Rome with their protest, which had it been unanimous and universal it would have certainly been effective, since no matter how democratic today´s democratic governments may be, they still keep a certain vague respect of public opinion, even though not as much as that they have for money. If this protest does not happen and the confusion of the moment or the tyranny of the modern State surrendered to the economic forces, imposes silence on the successors of the Apostles, it means that Catholicity has suffered an immediate eclipse, and that the evils of today's world are so deep that the remedy has left for heaven, to come down from there in the form of fire and iron.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Historical notes on Protestantism


by Horacio Bonfiglio

Taken from: http://lascadenasdeobligado.blogspot.mx/2016/09/apuntes-historicossobre-el.html
Translated from the Spanish by Roberto Hope

The events that began towards the end of the Fifteenth Century are quite transcendental, as in just a few decades the World was entirely unsettled, with the Catholic City gradually disintegrating, giving birth to the Contemporary Age, or however it may be called, the age of utopic and unreal fantasies, the age of usury, of age of the contract overruling the word of honor, the age of Judeo- Calvinist predominance which is culminating in the modernist heresy and in the ever clearer theological confrontation between Christianity and Judaism.

The Catholic Kings, eminent characters of that time, instituted the Holy Inquisition and expelled the recalcitrant Jews from the Iberian Peninsula, to preserve the integrity of their kingdom and of other European cities; the Marranos ending up in the Netherlands; then the Kings reconquered Spain, ending the predominance of the moors, and thanks to its discovery, they evangelized and civilized America.

In 1499 ends the marvelous mystical art of Brugge and begins the one of Antwerp, imitating the Italian Rennaissance, losing its spirituality (José Pijoan, “Summa Artis” t. XV), to finally, inspiring itself in the Judeo-Calvinist spirit, degrading itself in Amsterdam portraying rabbis and prosperous burghers, paradigms of the new anti-Catholic ideas. In those Amsterdam pictures “there is no act in the life of that country which is not explained. Everything is there except what, in the end, matters to man, that is: God; the battle for knowledge,  the passion, and death”. (Basin, quoted by Pijoan); this was what art was reduced to, and consequently religion, in Holland: the search for gold against the Christian values. The degradation of art under the mundane inspiration of the new artists, witnesses, as it runs in parallel with it, the economic, political and religious degradation of Judeo-Calvinism.

At the end of the second decade of the Sixteenth Century, Luther's arrogance breaks out, and a few years later, the lust of  Henry VIII. In 1531 our Mother of Guadalupe appeared to Juan Diego, rescuing America from the clutches of the devil. In 1534 Calvin abjurates and apostatizes. In 1540, Paul III confirms the Society of Jesus, admirable missionaries in America. One year later, Calvin instituted in Geneva the most savage totalitarian theocracy one can imagine, for it to become rooted in the United Sates years later.

Masonic Origins of the Reformation

E. Comin Colomer in “Lo que España debe a la Masonería” (Editora Nacional) [What Spain owes to Freemasonry”] wrote that Freemasonry such as how we suffer it now, was founded in 1717 by two Protestant pastors and some other characters, had its roots in several secret, mystical, philosophical sects of previous centuries, such as the “Bohemian Brethren”, etc. Because, just as Protestantism, Freemasonry picked up the doctrines and the principles of numerous sects ― from the Ebionites, the Esenians and the Pythagoreans, to the most modern ones ― without prejudice of the contributions of 'Rosicrucianism' and other esoteric factions”. The existence of masonic lodges prior to 1717 is irrefutable. By the end of the Sixteenth Century, the Great Lodge of York had already been established. The Society of the Enlightened or the Illuminated already existed in France, which would later have an extraordinary influence in the Lodges of the Great Orient of France.

And Comin Colomer goes on: “Those who are curious about the historical origins of Masonry will be astonished at Luther's relation with the 'mystics' of his time, and particularly at the fact that, as his main collaborator, he had Melanchthon, who was a member of the masonic fraternity of Salzburg”...Some time later, in 1662, now in Protestant England, the Royal Society is born, from which the principal characters, founders of Freemasonry, would come later. Thomas Walsh, in 'Phillip II' (an indispensable book of extraordinary importance) uncovers the Lutheran relationships with secret sects and lodges. “Was it not the Lutheran theory of salvation by grace alone ― he says ― a re-apparition, with some different emphasis, of the ancient, desperate dogma of the Illuminated, the Manichaeans, the Gnostics and the Buddhists?”

Already in the reign of Elizabeth Tudor, manifestations of masonic activities with a strong political influence can be discovered. Walsh wrote, from which I extracted these facts: “From Queen Elizabeth's court exhales something similar to the odor of Freemasonry... Queen Elizabeth herself was a bit masonic...”; affiliated with the secret society of the Mercers, she would draw masonic symbols on her letters, such as the star of David surrounded by serpents crossed by a diagonal line... Even her court dress was decorated, from top to bottom with sequins bearing drawings of the vigilant eye, a masonic symbol which currently appears in the Yankee dollar: she would sport her very luxurious attire showing stamped masonic eyes and ears; even serpents and sea monsters, which repeat themselves in her portraits, demonstrating her masonic affiliation.

Walsh also makes note of the Lutheran relationships with the secret sects “Was it not the Lutheran theory of salvation by grace alone ― he says ― a re-apparition, with some different emphasis, of the ancient, desperate dogma of the Illuminated, the Manichaeans, the Gnostics and the Buddhists?” [...] the problem that would have to be resolved now is whether those symbols were then already, as they are today, the signs of an international, secret anti-Catholic society, pretending to retain certain Christian characteristics, but with a political activity the end of which is to destroy Christianity”. In his 'Letters on Tolerance', the Protestant mason, Locke, advises tolerating all but the Catholic religion because, he affirmed, it is subjected to a foreign power 'tyrannical and enemy of the peace” ('Historia de la Filosofía',G.Fraile, O.P. T III),origin of the famous demo-liberal masonic principle: We tolerate all, except for those who do not think as we do!

Hugonote Coligny, William Cecil (an uncle of mason Francis Bacon), and most of the Protestant characters were Freemasons, even the British kings, all of them were masons and Protestant. Luther himself, upon abandoning his monk's cell opted for the seal of the Rose and the Cross. But the masonic intentions of getting rid of the king of Spain and of the Church, in colluding with Protestants and Jews, were driven by “a violent hatred of Rome” (357) making Queen Elizabeth the likely head of a universal Protestant state”. No questions remain about the fact that all of the English imperialist policy has been inspired ever since by Protestants, Freemasons, and Jews.

“Freemasonry could have existed, and probably did exist in one or another form, since the Reformation. It could have been the secret political instrument through which the Reformation became established, if not its cause itself, or it could have grown simultaneously with the Reformation, to sever itself later as a distinct form of heresy, or finally it could have developed as a consequence of the intrigues taken place during the Reformation period” (Walsh, 349)

Additionally, “The doubtless affinity between freemasonry and the Jewish Talmud has been commented many times. It is not up for discussion as, even if the false Jewish chiefs did not create the secret societies to disguise their own anti-Christian activities, and to better influence the credulous members of the Christian communities, they did involve themselves much in those masonic activities. The masonic degrees and rites are full of Jewish symbolism...The lodges of the Grand Orient and of the Scottish Rite, originators of so many modern revolutions, are more militant, of quicker action and seemingly more violent than the rest; their activity tends to bring little by little into existence a One World Organization. The highest degrees of certain Continental lodges express plainly the ancient hatred of Christ, the hatred manifested by those who cried for His crucifixion, those who, as time went by, would murder His priests and profane the blessed Host” (Walsh, 342)

The Dutch Jerusalem

The itinerary of the Jews, after emigrating from Spain towards the North, is easy to tell, as the places where they arrived, with their bags crammed with gold and political ambition, grew economically and financially. Simultaneously, the local authorities would yield to the Reformation, seeing in it the possibility of sating their avarice, and behind them, the peoples, aroused by the Talmudists, would apostatize from the Church.

In the middle of the Sixteenth Century, Antwerp was still loyal to Catholicism, but the settling of Marranos began at the beginning of that same century (Roth 163). As a consequence, an anti-Catholic agitation began, except among the Jews and Marranos, but the town later transformed itself into a center of all the intrigues against the faith, where an international conspiration was planned with the support of Cecil..., and of William of Orange. Marcus Pérez, a Spanish Jew, was the Calvinist minister and chief, and a great agitator in Antwerp” (T.Walsh, Phillip II”, 377/381).

But “the most important member of the colony of new Christians was Diego Mendes, who headed the Antwerp branch of the great banking firm founded by his family in Lisbon, and which now enjoyed the coveted monopoly of pepper. In 1532, severe measures were adopted against the group. Mendes and twelve other were arrested and processed for Judaizing; finally, the cause was superseded by virtue of the payment of onerous fines, partly thanks to the intercession of England's Henry VIII, who used the Mendes bank as a financial agent...In 1537, emperor Charles V formally allowed them to establish themselves in Antwerp, keeping all of their rights.” (Cecil Roth, a Jew, former Oxford professor, in “The secret Jews: History of the Marranos” Spanish edition by Altalena, pg 164. This is a very interesting book, save for the enormous exaggerations regarding the importance of the Jews in the history of those centuries.)

As the Jews arrived in Antwerp, which was a major post in Europe, they began transforming it into an “international market, where the typical figure was the payor of princes, the international financier” (L. Dujovne, “Spinoza”.)

And C. Roth further on wrote (pg 165): “The Jews in Holland, towards the middle of the Sixteenth Century, were already less attached to the Talmud, for which reason “many of them, raised in the ignorance of Judaism, leaned apparently towards the reformed church, which was gaining ground fast. The change was not abrupt, as we know the high degree of Hebraism professed by Calvinists. Thus, for instance, a certain Marco Peres (a Jew) was at the head of the Calvinist consistory in Antwerp. It was even commented that the Marranos of Flanders were deliberately introducing Lutheran literature in Spain.

The brief prosperity of Antwerp as a business center and as the center of the world financial transactions began with the arrival of the Marranos and ended with their departure” (W. Sombard, “The Jews and the Economic Life”, pg. 37)... “If Antwerp was the lens of the microcosm which reflected the soul of the commercial Europe, the heart of Antwerp was the Exchange” (Tawney,”Religion in the origin of capitalism” pg 80)

Continuing reading Roth, once Amsterdam, which would become the New Jerusalem of the Jews, began gaining supremacy over Antwerp, at the beginning of the Seventeenth Century, the Marranos began moving to that city, (since they let themselves be seduced by the glitter of gold). In 1615, jurist H. Grotius, by mandate of the civil power, authorized the settlement of Jews in Holland, without any significant restrictions. In a short time, Amsterdam reached the pinnacle of its fame, upon formalization of the alliance between Jews and Protestants, which still subsists in our times.

“Amsterdam was then the most important trade center in the World. The ships coming from India, loaded with silks and spices would transship their goods at the port to other ships coming from France or England. The Dutch would get rich with that profitable and safe trade more than the Spaniards with their galleons who managed to escape the British piracy, always stalking in the Atlantic, and they celebrated their prosperity” (José Pijoan. “Summa Artis”, t XV 434)

The Jews raised Holland to the pinnacle of commerce and finance, Puritan executives “were also those who lead the commercial and industrial enterprises, intensely accepting the laws and morals of the Old Testament” (R.H. Tawney, 2015). In those times, “in no part was Jewish prosperity as great as in Holland and England” (B. Lazare, “Antisemitism” 126)

This picturesque town (Amsterdam) reached then the height of its fame... They controlled a great part of the maritime trade between the city and the Peninsula, the East and West Indies. They established important industries... introduced vast capitals with them ... the wealth of some of them was legendary...” (C.Roth, “The Secret Jews” 167)

“The ports of the Netherlands did not reach any great splendor until the arrival of large groups of Marranos, fleeing from Portugal and Spain during all of the Sixteenth Century... where those that still appeared as Catholics, Judaized freely. The Jews favored Dutch trade and smuggling and piracy against the Spanish and the Portuguese colonies... The Dutch used Jewish intermediaries to obtain information about the Spanish naval activities. With this, Amsterdam Jews not only got rich in greater measure but also acquired enormous political importance... The importance of the Synagogue of
Amsterdam was, thus, enormous” (“Historia de los Judíos” Vicente Risco)

Years later, they abandoned Amsterdam, leaving the city for England, with Cromwell, and by the decisive influence of Menasseh Ben Israel (alias Manoel Dias Soeiro) began the massive invasion of England; until lastly, and up until our own times, they established themselves in New York, the Jewish capital of the World. Will they stay there or will they move with their bags, taking their business, financial and political center to some other part of the World?

The English Jerusalem (the Judeo-Protestant Alliance consolidates itself)

There were always Jews in England, even after their expulsion, remnants were left there. But “at the middle of the Sixteenth Century”, writes Roth (“The Secret Jews” p 175) “in the notable period of the expansion to England, which coincided with the reign of Elizabeth, the [Jewish] foreign colony grew naturally.”

Towards the end of the Middle Ages all of the sects persecuted by the Church because they fostered social anarchy took refuge in Flanders and Holland (Pijoan, t VII); beginning fierce fights between the various sects: Socinians, Arminians, Calvinists, etc. in the midst of which the Jews profited, and so did all together against Rome. The common enemy grouped them together, but only to attack Rome, as the peaceful coexistence among the sects is another falsity, since not even they respect the “free examination” of each other.

All of them are similar in spirit and in purpose; all of them disguise, with almost Christian allegories, an inevitable hatred towards the Church of Christ; all of them are linked in their tactics – be it in the causes, be it in the results, be it in both – to the heretical activities... The principle which united that body with the head of the Hydra, was an ancient and implacable hatred, hatred of something they continuously proclaimed as dead, but which they feared as terribly vital things are hated. It was the odium Christi directed against the Church” (Walsh Phillip II, page 355)

C. Roth wrote in “The European Age” (t. V. Paidos), even though in his judgment the Jewish support and stimulus favoring the Protestant sects cannot be documented “something had to do with those movements, as it can be evidently deduced from the fact that, in many cases, the reformists would go to the Jewish ghettos to study Hebrew and learn the Jewish interpretation of one or another point of controversy in the Scripture” (in other words, they would interpret the Old Testament with a Farisaical spirit). And Belloc, on the same topic, says “in the eve of the Reformation the Hebrew books, not only the Old Testament, but also the Talmud, were familiar to many, as were the Jewish arguments against the faith” (“How the Reformation Happened”, p 43)

The Jewish preponderance grew in such a degree in those times, that Alexander VI, Borgia, declared himself a  protector of the Jews, to such an extreme that His Holiness Jules II called him a marrano and a circumcised (“Historia de la Iglesia”, BAC, p. 54). He protected them, but did not make them his relatives by calling them his “elder brothers”, ¡what would the integrity of Jules II not say of the Vatican II Popes!

“All of the Protestant traditions of the North, for more than three hundred years” wrote Belloc in 'The Jews', (ed. La Espiga de Oro pp 273 and subs.) “leaned in favor of the Jews, in part certainly because of the faith they would place on Jewish scripture, of their fascination with the inspired Jewish folklore, but in a greater measure because their alliance with the Jews was an alliance against the Catholic Church”, a sentiment still subsisting in “rustic England”. It was, additionally, a business and financial alliance, of such importance –considering that, for both of them, money is a sinonym of 'holiness!' – that the interests of Israel and England got to identify themselves to a point that “in proportion to their number, they retained a degree of power in this country as had never been seen in any other country in the entire world.”

Another interesting aspect analyzed by Belloc relates to the sentimental and political affinity between Israel and England, assumed in novels and journalism, “considering the Jew impeccable, favoring the Jewish type in a form previously unseen... And when the struggle came to be between Jews and non-Jews in other countries, the historian exceeded every limit: the European who was hostile to the Jew was a monster, but the Jew who was hostile to the European was a victim. ¡Woe to he who dared denounce such maneuver!

Belloc continues in the same book, asserting that 'they enjoyed a privileged position in England as in no other part of the world, opening to them the doors of all of the public institutions, including the British Executive (Disraeli was First Minister in the Victorian era). After two generations, at the beginning of the Twentieth Century, the great landowning families that were free of Jewish blood were an exception. In almost all of them, the Jewish traits were noticeable to a greater or lesser extent, and in some of them they were so strong that the physical appearance and the character had become entirely Jewish, even though the name continued to be English, and the traditions were of a purely English lineage, and their members passed for Jews whenever they traveled through countries that had not yet suffered or enjoyed such mixture. (To what extent certain Jewish mores are being acquired in Argentina, under the auspices of the Catholic hierarchy?)

And in page 286, Belloc writes ”The Jewish institutions, especially those like Freemasonry (which the Jews had inaugurated in the Seventeenth Century as a sort of bridge between them and their hosts) were particularly strong in Great Britain, and in such way, an active political tradition of great importance was developed, the great importance of which was finally demonstrated, by means of which the English State was recognized by foreign governments as the official protector of the Jews in the rest of the countries. Each time a persecution arose against the Jews in the Eastern zone of Christendom, the eyes turned towards England, expecting her to intervene, to the extent of her possibilities, to undergird the Jewish financial energies around the world, and, in payment, receive the benefits of such connection” (developing this topic of the English support of Judaism you may wish to read Salvador Borrego's “Derrota Mundial”. As “the same as it happened in 1940, the British and the French fought the battles of the Jews”.Arnold Leese in “The Rothschilds”,ed Nuevo Orden pp 130,80)

The French revolution opened the doors of finance and politics to the Jews. Arnold Leese says that Anthony Rothschild was, in 1836, the first Jew having received a nobility title in Great Britain; from then on, there would be many, using their money to acquire titles and political preponderance, to the point that the Rothschilds converted London into the center of international finance,

Father Julio Meinvielle, in his eminent book “El Judío” (Cruz y Fierro, editores, pg.63) wrote: “On the other hand, Werner Sombart, the qualified historian of Capitalism. Who is neither a Catholic nor an anti-semite, in his well documented book “The Jews in Economic Life”, demonstrates how some Protestant sects, and especially Puritanism, are Judaic... On the other hand, the intimate relationships which had been established between Judaism and certain Christian sects during the Protestant Reformation, as well as the enthusiasm then declared for the Hebrew language and Hebraic studies, are well known; it is also known that in the England of the Seventeenth Century, the Puritans demonstrated an almost fanatical cult for the Jews, and that the 'Levellers', who would call themselves Jews, had demanded the promulgation of a law to have the Jewish Torah become the English code; additionally, it is a well known fact, that officers of Cromwell proposed to form a State Council made up of 70 members, following the example of the Jewish Sanhedrin, and that in year 1629, it was proposed to Parliament to replace the Sunday holiday with one on Saturday. In other words, to rule the English nation in accordance with the Old Testament, intepreted farisaically, predestining themselves to dominate the world.

In “The Decadence of the West” (Espasa t II, pg. 355), O. Spengler stated “The grandiose flight that the Old Testament acquired in Parliaments and in camps of the independents, has left in many English families, still in the Nineteenth Century, the belief that the English are the successors of the ten tribes of Israel, nation of saints, to whom the ruling of the world has been conferred. That same sentiment dominated the emigrations to America which began with the Pilgrims in 1620. That same sentiment has created what could be called today the American Religion, and has nurtured the evidence with which the English practices politics, evidence founded in the certitude of their predestination.

In his book “Sionism”, (Ed.Federación Sionista Argentina, 1937) Max Nordau, modern Sionist prophet of Israel, who ripened his anti-Christian venom in ancestral Talmudic conventicles, says that, in a speech he delivered at the First Sionist Congress in Basel, in 1897, when England, the prostituted queen of the world, urgently needed to count with the Jews as trustworthy allies in the Mediterranean to protect the route to India through the Suez Canal, he expressed that ”Sionists were interested in Great Britain acquiring control over the Canal because the greater the power Great Britain would have, the greater the strength the Jews who dominated it would also have”.  Also, Arnold Leese wrote: “It was an object of interest to the Jews to make Great Britain stronger and keep it in a powerful condition to work for them” (pg 40). As Sionists also needed English support to invade Palestine displacing the arabs. Then Nordau adulated that emulous of Chamberlain´s, Rudyard Kipling's imperialist work sealing the alliance of indissoluble love between the Jews and the English Protestants, saying “Jewish emancipation in England has a stamp of sincerity, it is not only a written matter, but has penetrated life. She matured and existed in the hearts before it was confirmed by the legislator.

As a corollary to this enormous Jewish influence in Protestant England, where little remained of authentic Christianity in her. I transcribe these words of Mr. Luis Bertrán (publisbed in the journal “Estudios” before Vatican II.) “Everything in that country has been controlled by the savage selfishness of the race. Because the Englishman has lived for centuries oppressed by the ferocious individualism of Anglicanism, he has been transformed into a true beast of prey... But, as it seems, the days of Anglicanism as a dominant force are counted. Many wish to unite themselves in some way to Catholicism... Catholicism cannot be united – per what has been declared by Rome – with other but its own of all times. The rest cannot be united. They have to abandon all their errors and enter the House of God cleansed of all guilt, and for these, the doors of the temple will always be wide open.”



This blogger's note: My translation from the Spanish of texts which had originated in English but are quoted in Spanish in the source from which I took them may differ in style and accuracy from the Engish originals, for which I sincerely apologize. Additionally, the page number references are to those of the Spanish editions cited.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Viendo a Brexit en Perspectiva


por Atila Sinke Guimarães

Tomado de: http://www.traditioninaction.org/bev/192bev06_29_2016.htm#secret
Traducido del inglés por Roberto Hope

Yo creo que la salida de Inglaterra de la Unión Europea puede llevarnos a una Tercera Guerra Mundial. Déjenme explicarme:

Quienquiera que siga lo que pasa en la política internacional sabe que Las Fuerzas Secretas quieren establecer un Nuevo Orden Mundial: una República Universal. La agenda de las Naciones Unidas es el prototipo de este ideal: un gobierno socialista que domine a todos los pueblos de la tierra, que habrán de transformarse en un solo tipo de hombre moreno, resultante de la mezcla de todas las razas.

Las Fuerzas Secretas

¿Qué quiero decir por las Fuerzas Secretas? Son el grupo formado por personas iniciadas que actúan de manera decisiva bajo la siguiente jerarquía:

El Poder Masónico:


  • Un comercio controlado por la industria
  • Una industria controlada por los bancos,
  • Una clase política controlada por las tres: comercio,industria y los bancos, dependiendo de cada caso,
  • Bancos estatales controlados por gente que actúa tras los bastidores, que no suelen aparecer en los encabezados de los medios de comunicación; de hecho, mientras mas decisivamente actúan, menos aparecen.
  • Bancos privados controlados por lo que de manera genérica se le conoce como las Finanzas Internacionales – el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, etc. – los cuales también controlan/influencian a los bancos estatales.
  • Las Finanzas Internacionales controladas por los judíos
  • Los judíos divididos en facciones liberales y “ortodoxas”, pero en este antagonismo aparente, la última palabra casi siempre pertenece a los “ortodoxos”.

Jerarquías semejantes operan dentro de las universidades, las profesiones libres – médicos, ingenieros, abogados, etc. – así como en el ejército, la marina, la fuerza aérea y la policía.

Hay diferentes tipos de masonería – el Club Rotario, el Club de Leones, los Rosacruces, el Skull & Bones, el Bohemian Grove, los Iluminati, el Rito de York, el Rito Escocés, el Bursenschaft, el Centro Pitágoras, la Observancia Asiria, los Caballeros de Pythias, etc. – todos ellos son caballos montados por el judaísmo. Estos tipos de sociedades secretas actúan en los distintos niveles de la jerarquía para comunicar y hacer cumplir la agenda de la Revolución.

Quienes han sido iniciados no comunican al público, a sus amigos o a sus familias, la orientación que han recibido. Eso es secreto.

Es esta red lo que yo llamo Las Fuerzas Secretas.

Las Fuerzas Secretas y la inmigración.

Todos sabemos que la actual invasión de Europa – que en una menor escala está ocurriendo también en los EUA – no está sucediendo por pura coincidencia. Las Masonerías Unidas de Europa anunciaron patentemente, en un manifiesto público, que quieren que sus miembros apoyen la inmigración musulmana. El documento está claro en lo referente a sus fines, pero hay mucha palabrería en lo referente a las razones.

La verdadera razón, creo yo, es destruir completamente a la Europa como había sido moldeada por la Iglesia Católica. El odio de la Revolución hacia esta Cristiandad es tan intenso, que quiere destruir los tipos raciales europeos que se desarrollaron en una sociedad formada tan orgánicamente por la Iglesia.

Sus agentes en Europa están predicando explícitamente el 'reemplazo' de las razas. Según esta agenda, los diversos tipos raciales europeos deberían casarse con musulmanes – sean árabes o negros. Profesores, políticos, empresarios y predicadores instruyen a la gente de manera insistente a que acoja a los inmigrantes y, de ser posible, se mezcle con ellos. Esa política ha sido promovida durante décadas por las Fuerzas Secretas, pero ahora está alcanzando un ápice impensable – con la complaciente bendición del Papa Francisco, no lo olvidemos. Durante algún lapso de tiempo, la opinión pública se estuvo mostrando desconfiada, pero calladamente lo había ido aceptando.

La tendencia cambió cuando, en el Año Nuevo de 2016. Alemania fue testigo de una ola de cientos de violaciones de mujeres jóvenes y de niñas por más de 1000 inmigrantes. Las mordazas cayeron de su boca y la gente comenzó a manifestarse.

Amanecimos con el dato de que el 30% de la población de Marsella, Francia, es musulmana, lo que significa que más de 260,000 personas habían invadido la ciudad y estaban causando toda clase de desasosiego. El pueblo francés de Calais tiene 18,000 musulmanes en su ciudad, gozando de todos los privilegios que provee el gobierno. Ellos agradecen esto fastidiando a voluntad, violentamente, a la población.

De repente nos percatamos de que Alemania tiene 3.7 millones de ciudadanos de origen turco, más 1.5 millones de turcos residiendo ahí, sin contar a los 1.1 millones de “inmigrantes sirios” a quienes Angela Merkel autorizó que entraran a Alemania entre el 2015 y el 2016.

Europa está harta de inmigración

La opinión pública ha cambiado. La retórica de acoger a los inmigrantes, promovida puntualmente por los gobiernos locales, ya no convence a la gente. El primer ministro húngaro puso un buen ejemplo protestando públicamente y sacudiéndose la política anti-europea impuesta por los Estados Unidos.

En Austria, la venta de armas se salió de las gráficas; ya no quedan armas en los anaqueles. Más y más mujeres austriacas están comprando armas para defenderse de posibles violaciones por inmigrantes. En las últimas elecciones, de mayo de 2016, los partidos políticos habituales austriacos socialistas y conservadores, viendo que no podían ganar, canalizaron sus votos hacia el representante de los Verdes, quien apenas logró ganarle al candidato anti-Unión Europea y anti-inmigración – ganando por sólo un microscópico porcentaje.

En Diciembre de 2015, se adoptó en Francia la misma política de canalizar votos para evitar que el partido neo-nazi de Marine Le Pen se llevara las elecciones legislativas. Aun cuando el partido de ella no se llevó ninguna región, emergió como el segundo partido en número de votos. La virtual dictadura de Francois Hollande quien desde noviembre del 2015 ha estado gobernando al país bajo ley marcial con el pretexto de combatir al terrorismo, está paradójicamente protegiendo a los musulmanes, prohibiendo a la policía del Estado que haga cumplir la ley en sus distritos.

Creciente caos político en Europa.

Francia está también en un caos político, ya que Hollande está sacando ventaja de su dictadura “provisoria” para imponer reformas socialistas sobre el pueblo, que diariamente toma las calles para protestar y hacer demostraciones. El índice de popularidad de Hollande ha caído a un mínimo de 19%. Francia luce más y más como una nueva Venezuela.

España también ha estado en caos político por más de seis meses. Desde el pasado diciembre, los representantes electos al Congreso han sido incapaces de acordar una plataforma para primer ministro. Las elecciones del 26 de junio no cambiaron el cuadro, pues ninguno de los partidos obtuvo mayoría en el Congreso. Irlanda está en una situación similar. Italia apenas puede caminar con las dos piernas. Desde la caída del gobierno en noviembre del 2015, Portugal está también en agitación política. Grecia no ha podido salir de su abismo político-económico.

Brexit, un respiro de aire fresco.

Fue en esta turbulenta atmósfera de invasión musulmana y caos político que el 23 de junio Inglaterra votó por salirse de la Unión Europea. Es la mejor noticia que yo recuerdo haber recibido desde que comenzó este corrupto siglo XXI. ¡Felicidades, Inglaterra! Yo tenía la sospecha de que las Fuerzas Secretas harían trampa en las casillas de votación – el referendo de Escocia se mantiene en mi mente – para asegurarse de que Inglaterra no se separara. Pero esto no sucedió o aun cuando hubieran hecho trampa no fue lo suficiente como para cambiar el resultado final.

¿Cómo harán las Fuerzas Secretas para evitar que otros pueblos de Europa, que están teniendo análogas cuestiones  migratorio/político/económicas, se rasquen la cabeza y piensen “Por qué no hacemos nosotros lo mismo”?

Así es, pues, como nos encontramos ahora. Si Inglaterra se separa sin que otros la sigan, la UE puede reducir su paso pero tratando de seguir el mismo camino. Sin embargo, si dos o tres otros países se retiran, bien puede producirse una reacción en cadena y reducir la Unión Europea a lo que es la locomotora que la arrastra, o sea Alemania. En otras palabras, la aventura de la UE efectivamente terminaría.

En este último caso, las Fuerzas Secretas tendrían que medir cuidadosamente lo que sería su siguiente paso.

¿Pateando el tablero de ajedrez?

En este crepúsculo de la democracia veo tres posibilidades:

Primero: reinstalar dictadores – Hollande pudiera ser sólo un caso de prueba – a fín de imponer mediante fuerza política las medidas que la presión económica de la UE no pudo lograr. Entonces tendríamos un grupo de dictadores que impondrían el socialismo y unificarían Europa por la fuerza.

Segundo: provocar a una insurrección general de los musulmanes que ya están en Europa, que se alce contra todo lo que no se adapte a su propia visión del mundo. Europa sería transformada así en un enorme cuerpo herido de guerra urbana de guerrillas.

Tercero: si las Fuerzas Secretas dejan de poder controlar la reacción anti-inmigrantes y un separatismo orgánico, podrían generar una controlada Tercera Guerra Mundial. Adoptando esta estratagema, tendrían que destruir, mediante fuerzas militares en conflicto lo que antes no pudieron desmantelar. Recordemos que la Primera Guerra Mundial se hizo para acabar con los imperios y matar a la juventud ultramontana de Europa.

Estas tres hipótesis no excluyen la una de la otra.

En las dos guerras mundiales anteriores, las fuerzas secretas hicieron algo semejante cuando se vieron en análogas encrucijadas. Patearon el tablero  de ajedrez para comenzar de nuevo el juego, de manera que pudiera ser jugado bajo su control desde una nueva perspectiva y en una situación completamente diferente.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Nuevos caminos para los Estados Unidos


Por Atila Sinke Guimarães

Tomado de: http://www.traditioninaction.org/bev/198bev11_30_2016.htm
Traducido del inglés por Roberto Hope


Las elecciones del 8 de noviembre revelaron una nación americana profundamente dividida. Por un lado tenemos a los que apoyan la plataforma Obama-Hillary; por otro lado, los adeptos al movimiento Tea Party, que en Trump encontraron un respiro provisorio de aire fresco para su creciente asfixia.

Luego de ocho años de Obama y su agenda de extrema izquierda, los EUA estaban cerca de convertirse en ESUA ― Estados Soviéticos Unidos de América. Esta realidad se refleja en varios campos.

Primero: el gobierno saliente luchó por evitar que los EUA explotara o produjera ninguna fuente nueva de energía ― petróleo, gas, carbón o metanol ― en su propio territorio. También estaba sofocando otros sectores que extraen recursos naturales.

Segundo: saboteó tanto como pudo el sector industrial y la fuerza de trabajo de la nación, enviando trabajo al extranjero, China, Indonesia e India por citar sólo los países extranjeros más relevantes, con el pretexto de que el trabajo puede hacerse allá más barato que acá.

Tercero: socavó la fuerza de trabajo rural con una política de socialización del sector agrícola, y aumentó la intrusión estatal, limitando y controlando la libre iniciativa.

Cuarto: lo americanos de las clases media y alta, tanto urbana como rural, han estado encarando una persecución virtual en la forma de impuestos concusionarios sobre la propiedad y el ingreso. Los impuestos rurales ya sofocaban a los agricultores.

Un capítulo especial de esta persecución incluye el  demagógico programa Obamacare, el cual es un medio para la absorción socialista de la práctica médica privada por el Estado, Está destruyendo el antiguo y competente sistema, transformándolo en un modelo de ineficiencia,

Quinto: El gobierno de Obama hizo todo lo que pudo por vilipendiar la moral y la autoestima de las tropas americanas mediante la reducción de su número, recorte de sus salarios, e introducción de leyes que les obligan a aceptar mujeres y homosexuales en todas las ramas y en todos los rangos.

Paralelamente, saboteó nuevos armamentos para las fuerzas americanas y recortó el gasto de defensa. Esto ha reducido el antiguo poderío de los EU a una condición de atraso, permitiendo a Rusia y a China en varias áreas igualar o sobrepasar el poder militar de respuesta americano.

En un nivel interno, el ataque constante del gobierno contra los propietarios de armas, tratando de limitar su posesión, uso y tipo a un ridículo mínimo no puede pasarse por alto.

Sexto: atacó violentamente a las familias americanas por medio de una usurpación de la autoridad de los padres, a través de una enorme gama de medidas culturales y legales. Esto incluye la formación de la niñez y la juventud por un cuerpo comunista de profesores en escuelas y universidades, la enseñanza de una moral libertina en estas organizaciones y la imposición de monstruosidades antinaturales tales como la homosexualidad y el llamado transgenerismo, que están siendo presentados como normales en la sociedad.

En el ataque contra las familias, es de notarse que el gobierno no ha escatimado esfuerzos por promover el aborto y  la eutanasia, proporcionando un amplio apoyo económico hacia esos fines

Séptimo: la política inmigratoria de Obama ciertamente confirma la idea de que el gobierno estaba tomando acciones para destruir la identidad americana. Mediante la inmigración musulmana, ya sea abierta o subrepticia, introdujo intranquilidad y aflicción al país por amenazas inminentes de terrorismo.

Octavo: La rama ejecutiva corrompió las decisiones de la suprema corte nombrando jueces que fueran favorables hacia sus agendas pro-homosexuales y pro-aborto.

Estas medidas generales, que fueron meticulosamente ejecutadas durante los ocho años de la presidencia de Obama, no fueron solamente acciones del gobierno, sino que son posturas apoyadas por una porción considerable de los americanos que votaron por Hillary. Este grupo, no lo olvidemos, quiere seguir el mismo rumbo ― y aun a un paso más acelerado ― hacia la destrucción de los EUA y la implantación del socialismo.

Después de la elección, segmentos de este bloque han estado haciendo manifestaciones en contra de Trump. Creo que los hacedores de reyes y los manipuladores de la opinión pública, o lo que es lo mismo, las  Fuerzas Secretas, están probando las aguas de este grupo para determinar si es suficientemente socialista y suficientemente grande para enfrascarse en una guerra civil. En caso de que no lo sea, esos partisanos radicales estarán listos para ser utilizados en nuevas protestas, como las del Occupy Movement o de Black Lives Matter, cuando se presente la oportunidad.

Movimiento Tea Party

Otro bloque de opinión pública está constituido por aquéllos que votaron por Trump. Está compuesto básicamente de aquéllos que están descontentos con el sistema actual. Más que cualquier cosa específica que Trump haya hecho o prometido, la principal causa de su éxito fue haber catalizado un enorme descontento general. Los partidarios del Tea Party que fueron capaces de elegir sólo unos cuantos diputados hace unos años, han podido ahora elegir al presidente de los Estados Unidos ― éste es el dato más expresivo que ha emergido en el panorama político. Revela una corriente creciente de la opinión pública.

El escepticismo de este bloque no gira alrededor de algún punto superficial: está dirigido a la misma esencia del sistema democrático. Déjenme analizarlo.

Primero, es obvio que este grupo está contra Obama y su plataforma político-social explicada arriba. En otras palabras, cree que la rama ejecutiva del sistema democrático se ha vuelto putrefacta moral e institucionalmente.

Segundo, está también contra los políticos, considerándolos hipócritas que son movidos por intereses personales para proponer y aprobar las leyes que ellos escogen. O sea que la rama legislativa está profundamente desacreditada.

Tercero, el voto de esta facción fue indiferente hacia los partidos Republicano y Demócrata. La nominación de Trump fue algo esencial para el Partido Republicano, pero no lo fue necesariamente para Trump, que utilizó al partido como un mero instrumento legal para su candidatura. Sus votantes eran ajenos a la disputa tradicional rojo vs. azul [republicano vs. demócrata N. del Tr.]. Esto se traduce a que los partidos oficiales se están haciendo irrelevantes u obsoletos. En el fondo se trata de una lucha crecientemente ideológica de una sociedad orgánica americana contra el socialismo.

Cuarto, la aprobación del antinatural e injusto “matrimonio” homosexual por la Suprema Corte, que había sido rechazado por el pueblo en plebiscitos ― California, por ejemplo, lo rechazó dos veces ― muestra claramente el carácter artificial y arbitrario de la decisión. Esta medida, añadida a la reciente decisión de favorecer el aborto en Texas, hizo obvio para el electorado de Trump que al más alto tribunal de nuestro régimen democrático le preocupa menos la justicia que el echar a andar una agenda izquierdista pre-establecida.

Quinto, para hacer las cosas todavía peores, el actual  procedimiento de votación ha estado siendo cuestionado cada vez más por fraudulento. Hay serias dudas acerca de la objetividad de los votos depositados y contados por máquinas electrónicas, que descansan en programas diseñados por expertos computacionales que se sospecha que arreglan los resultados de antemano.

Sexto, la mayor parte de los medios de comunicación establecidos ― periódicos, radio y televisión ― se mostraron descaradamente parciales en esta elección. Esta falta de objetividad, así como las incesantes noticias que predecían la victoria de Hillary, confirmaron las sospechas previas acerca de casi todo lo que se reporta en los medios establecidos.

Séptimo, de manera análoga, las encuestas, que se consideran una forma efectiva de medir lo que la gente está pensando, se mostraron estar siendo guiadas por una brújula descompuesta.  Casi todas habían predicho una victoria confortable de Hillary-

Este tentativo bosquejo de los partidarios del Tea Party deja claro que existe un gran escepticismo sobre la democracia hoy en día. Este enorme bloque del público está abierto a salir del régimen presente e intentar algo nuevo.

¿Qué clase de régimen sería éste? No resulta difícil ver las nubes de una dictadura aparecer en el horizonte. Este bloque de americanos insatisfechos está apostándole a un hombre fuerte que se preocupe poco de compromisos políticos, que no tenga mucho que ganar financieramente a nivel personal.

¿Será Trump el salvador de la democracia o el hierofante que habrá de conducir su funeral? ¿Será él verdaderamente independiente de las Fuerzas Secretas y de sus ideales antinaturales, anticatólicos y socialistas? A propósito ¿qué le habrá dicho a Henry Kissinger que dejó a éste con la confianza de que Trump no cumplirá sus promesas de campaña, sino que en cambio se adaptará a la política exterior americana, o sea a la agenda del Nuevo Orden Mundial Único? No lo sé. Tendremos que esperar y ver.

Lo que sí sé es que el Sr.Trump cometería un error fatal si no hace caso a este creciente bloque de opinión pública y le da rienda suelta a su megalomanía, basándose en la noción irrealista de que fue electo por sus méritos y logros personales.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Ésta no fue una elección. Fue una revolución.

por Daniel Greenfield

Tomado de http://www.radicalpress.com/?p=10363
Traducido del inglés por Roberto Hope

Es medianoche en América. El día anterior, cincuenta millones de americanos se levantaron ante la gran rueda de hierro que los había estado triturando y se le opusieron. Se pararon ahí aun cuando los medios de comunicación les decían que era inútil. Tomaron su puesto aun cuando las clases lenguaraces se reían y se mofaban de ellos.

Eran padres que ya no podían alimentar a sus familias. Eran madres que no podían pagar el cuidado de la salud. Eran trabajadores cuyos empleos habían sido vendidos a países extranjeros. Eran hijos que no veían un futuro para ellos. Eran hijas temerosas de ser asesinadas por los 'menores sin acompañante' que inundaban sus comunidades. Respiraron profundamente y se opusieron.

Levantaron sus brazos y la gran rueda de hierro se detuvo.

La Gran Pared Azul se derrumbó. Los estados imposibles cayeron uno tras otro. Ohio, Pennsylvania, Iowa. La clase trabajadora blanca, que había sido desdeñada y pisoteada por tanto tiempo, se puso de pie. Se levantó ante sus opresores, y el resto de la nación se levantó con ellos.

Se rebelaron contra la exportación de sus empleos al extranjero en tanto que sus ciudades se llenaban de inmigrantes que obtenían todo mientras que ellos no obtenían nada. Se rebelaron contra un sistema en el cual podían ser enviados a la cárcel por una minucia mientras que las elites podían violar la ley y aun así lanzarse a una contienda electoral por la presidencia. Se rebelaron contra el que se les amenazara con que tenían que cuidarse de lo que decían. Se rebelaron contra el ser considerados en desacato por querer trabajar para ganarse la vida y sostener a sus familias.

Lucharon y ganaron.

Esto no fue un voto. Fue un levantamiento. Como la gente ordinaria que derribó el Muro de Berlín, derribaron algo contranatural que se había levantado ante ellos. Y conforme lo veían caer, se maravillaron de lo débil y frágil que había sido siempre. Y cuánto más fuertes eran ellos de lo que jamás habían sabido.

¿Quién era esta gente? Eran la escoria y los habitantes del territorio sobre el que los aviones sólo pasan volando. No tenían títulos de bachillerato y jamás habían puesto un pie en un Starbucks. Eran la clase trabajadora blanca. No hablaban con propiedad ni pensaban bien. Tenían las ideas erróneas, vestían la ropa incorrecta, y tenían la ridícula idea de que todavía eran importantes.

Estaban equivocados en todo. ¿Inmigración ilegal? Todos sabían que había llegado para quedarse. ¿Black Lives Matter? [movimiento activista de los negros americanos contra el racismo sistémico] Es el nuevo movimiento de derechos civiles. ¿Manufactura? Tan extinta como el pájaro dodo. ¿Prohibir la entrada a musulmanes? ¿Qué clase de fanático piensa siquiera en eso?  El amor gana, el matrimonio pierde. El futuro pertenece al metro-sexual urbano y a su página de Internet, no al individuo que tenía un puesto bien pagado antes de que éste fuera llevado a China o a México.

No podían cambiar nada. Mil políticos y comentaristas habían hablado de hacerlos que se adaptaran al futuro inevitable. En vez de eso se treparon en sus camionetas pick-up y fueron a votar.

Y lo cambiaron todo.

Barack Hussein Obama se jactaba de que había cambiado a América. Mil millones de reglamentaciones, un millón de inmigrantes, cien mil mentiras y ya dejó de ser la América de Usted. Era la de él.

Fue un John F. Kennedy y un Franklin D. Roosevelt envueltos en una sola persona. Nos dijo que su versión de la historia era la correcta y que era inevitable.

Y votaron y lo rebasaron. Pasaron por delante de él y no lo escucharon. Tuvo que venir a hacer campaña a donde todavía se aferran a sus armas y a sus biblias. Vino a implorar por su legado.

Pero América dijo 'No'

Cincuenta millones de americanos lo repudiaron. Repudiaron a los Obamas y a los Clintons. Desdeñaron a las celebridades. No pusieron atención a los medios de comunicación. Votaron porque creyeron en lo imposible. Y su dedicación hizo que lo imposible sucediera.

Se les había dicho a los americanos que no se podían construir muros y que las fábricas no podían abrirse. Que los tratados no podían 'des-firmarse' y que las guerras no podían ganarse. Era imposible prohibir a terroristas musulmanes que entraran a América, o deportar a los extranjeros ilegales que habían convertido pueblos y ciudades en territorios de bandas criminales.

Todo eso era imposible. Y cincuenta millones de americanos hicieron lo imposible. Pusieron al mundo de cabeza.

Es medianoche en América. CNN está llorando. MSNBC está haciendo rabieta, ABC lo llama un berrinche, NBC lo condena. No se suponía que pasara. La misma maquinaria que aplastó al pueblo americano durante dos términos presidenciales seguidos, la masa de corporaciones gubernamentales y fundaciones que manejaban este país, estaba preparada para ganar.

En vez de eso, la gente se levantó frente a la máquina. La bloquearon con sus cuerpos. Fueron a votar aun cuando las encuestas les decían que era inútil. Enviaron por correo sus votos como ausentes aun mientras Hillary Clinton planeaba sus fuegos artificiales para celebrar su victoria. Vieron las fábricas vacías y las granjas desoladas. Viajaron temprano en el frío. Se formaron en fila. Regresaron a casa a sus hijos para decirles que habían hecho lo mejor para su futuro. Le apostaron a América y ganaron.

Ganaron contra toda probabilidad y ganaron admirablemente.

Estaban cansados de ObamaCare. Estaban cansados del desempleo. Estaban cansados de que se les mintiera. Estaban cansados de ver a sus hijos volver en ataúdes de ir a proteger a algún país musulmán. Estaban cansados de ser llamados racistas y homófobos. Estaban cansados de ver a su América desaparecer.

Y se alzaron y contraatacaron. Ésta era su última esperanza. Su última oportunidad de ser escuchados.

En el Internet pueden verse videos de las diez formas como John Oliver destruyó a Donald Trump. De cómo Samantha Bee quebró el Internet burlándose de los que apoyaban a Donald Trump. Tres minutos de Stephen Colbert hablando de lo estúpido que es Donald Trump, Vean a Madonna maldecir a quienes apoyaban a Trump. Vean a Katy Perry. Vean a Miley Cyrus. Vean a Robert Downey Jr. Vean a Beyoncé hacer campaña con Hillary, Vean. Clic.

Vean a cincuenta millones de americanos recuperar a su país.

Los medios estuvieron todo el tiempo equivocados acerca de la elección. Esto no se trataba de personalidades. Esto era acerca de lo impersonal. Era acerca de unos cincuenta millones de personas contraatacando, cuyos nombres nadie sabrá, excepto algún servidor digital. Era acerca de la mujer sin hogar que cuidaba la estrella de Trump. Era acerca de aquéllos que el Partido Demócrata perdió en Ohio y Pennsylvania, que buscaban a alguien que los representara. Era acerca de los trabajadores sindicalizados que aparentaban asentir cuando sus organizadores les indicaban cómo debían votar, pero que se rehusaron a vender su futuro.

Nadie jamás entrevistará a todos aquellos hombres y mujeres. Jamás les veremos sus caras. Pero ellos son nosotros y nosotros somos ellos. Vinieron en ayuda de una nación en peligro. Hicieron lo que los americanos siempre han hecho. Hicieron lo imposible.

América es una nación de imposibilidades. Existimos porque nuestros antecesores no aceptaban un 'No' por respuesta. No de reyes o tiranos. No de las elites que les decían que era imposible hacerse.

El día en que dejemos de ser capaces de lograr lo imposible es el día en que América dejará de existir.

Hoy no es ese día. Hoy, cincuenta millones de americanos hicieron lo imposible.

Ya pasó la medianoche. Ha llegado un nuevo día. Y todo está por cambiar.

Daniel Greenfield, un Fellow Shillman de Periodismo, miembro del Freedom Center, es un escritor neoyorkino que se enfoca en el Islam radical.